jueves, 9 de julio de 2009

Bocha nueva

Cual debut de un pibe en la primera de un equipo de fútbol, el cordobés Facundo Argüello, sparring del equipo argentino de Copa Davis, tuvo su bautismo y estuvo muy lejos de pasar la mejor noche de su vida ayer. Hoy, en la conferencia de prensa, estaba visiblemente desolado. Claro, había perdido Belgrano, el club de sus amores, con Rosario Central por la Promoción. Pero, además, había otro motivo. Anoche el pibe sufrió un duro bautismo en manos de Del Potro, Mónaco, Acasuso y Mayer: lo raparon.

"Me bautizaron los chicos y así me quedó. Estoy un poco bajoneado, pero ya está. Lo de Belgrano fue lo que más me pegó", le dijo a Clarín.com Argüello. Luego, Tito Vázquez, para compensar y sacarle una sonrisa, agarró una remera y se la hizo firmar por todos los integrantes del equipo.

4 comentarios:

La Raqueta dijo...

Lo mataron pobre Facu.

Ivo dijo...

Pobre Facu, tenía una melena bastante importante.
Asi que tanto él como Pico estuvieron el miércoles pegaditos a la tv viendo a sus equipos jajaja.
Que año para este chico la verdad.

conelmarco dijo...

pobre flaco ojala argetina gane tres a uno y lo dejen debutar en el quinto punto

hache dijo...

Por más que Argentina gane 11 a 1 no puede debutar, es sparring no integrante del equipo. Ojalá juegue Leo Mayer.