jueves, 8 de mayo de 2008

Gabbi y el sueño de querer ser

"Rosario siempre estuvo cerca" reza una encumbrada canción de Fito Paez y así lo fue siempre también para Lisandro Gabbi, pero hace algún tiempo su ciudad, Arroyo Seco, ha dejado de ser el lugar de residencia pues tras un objetivo risueño partió hacia el lejano Miami. Formarse aun más y tener en el futuro un galope expectante como jugador de tenis son sus principales metas: apuesta importante para alguien de 14 años disponerse a sufrir el trance del desarraigo en un territorio ajeno, pero irrevocable es su sentimiento de querer ser.
Una pulida técnica le permitió al santafesino terminar como nº1 sub 14 en el 2007 y allí comenzó su trote de amplios horizontes. Sabida es lo limitante que puede tornarse la cuestión económica a la hora de hacer un boceto de carrera, por eso que se ha ido tras una oferta de representación. Su aventura está ligada a un contrato por 10 años con la empresa Sports Investment que costeará su desarrollo en ese tiempo. “El ofrecimiento llegó en el Sudamericano en 2007. Un señor de Ecuador me propuso venir para acá, y yo desde ese momento estuve de acuerdo”, expresa el chico con sorprendente madurez. Pero no fue fácil para sus padres la decisión de mandarlo, aunque charlas y evaluaciones mediante decidieron dar rienda suelta a la ilusión del hijo.
La individualidad de la competencia hace que cada jugador sea muy personal en las rutinas dentro y fuera de la cancha y rara vez tienen los menores la posibilidad de aunar esfuerzos y ganas, por tal razón Lichi resalta su experiencia en el sudamericano: “Jugar para Argentina fue una de las mejores cosas que me pasó en el tenis. Ponerse la remera, y que atrás diga 'Argentina', te enorgullece mucho, te sentís diferente. El torneo es otra cosa, tirábamos todos para el mismo lado. Compartíamos muchas cosas, es algo único que nunca nadie nos va a quitar”. (Los otros dos integrantes fueron Diego Maronna y Franco Agamenone).
Tema recurrente que yace inevitablemente también es cómo digiere el estar lejos de su casa y sus afectos. “Extrañar, extrañan todos. Algunos más, otros menos, pero todo el mundo extraña. Si te diría que no extraño, te estaría mintiendo. Todo el que sale de su país, deja muchas cosas: familia, amigos, costumbres, comidas típicas, pero por suerte la estoy manejando bastante bien”, explica con naturaleza y amplía: “La apuesta que hice es una gran oportunidad para mi vida, para aprender cosas nuevas. Entrenando tan duro es difícil no mejorar. Y los resultados se me van a dar sólo si sigo entrenando duro, pero trato de divertirme o disfrutar siempre que este adentro de una cancha de tenis”.
En plena pretemporada, entre libros y siempre con su fanatismo canalla a flor de piel, Lisandro va forjando su futuro y sus expectativas crecen a la par de su trabajo. El sueño de ser suma nuevas ilusiones día a día mientras edifica su destino.

Set de preguntas que no pueden faltar:

-¿A qué edad empezaste a jugar y por qué?
- Empecé a los 8 años, porque mi papa se tuvo que operar de una hernia de disco y para su rehabilitación empezó a jugar tenis, y me invitó.
-¿Qué es lo más y lo que menos te gusta del tenis?
- Conocer siempre gente nueva, lugares y hacer muchas amistades. Lo mas feo, tener a tu familia tan lejos, o no poder hacer una vida mas normal.
-¿Qué representa el tenis para vos?
-El tenis es una gran parte de mi vida, gracias a el y a mi familia creo que conozco muchos lugares que si no hubiera jugado no conocería. Es el deporte que mas disfruto jugar.
-¿Cuál es la mejor arma de tu juego y que crees que te falta mejorar?
-Mi mejor arma es la garra que siento que tengo. Todos los días tengo cosas nuevas para mejorar y ser mas completo.
-¿Un espejo o referente? ¿Argentino que más te gusta y por qué?
-Guillermo Cañas. Es mi jugador preferido, por la entrega que deja en cada pelota, en todo momento.
-¿Un sueño?
-llegar a ser top 100 del mundo.

*Tenis Gaucho agradece la predisposición y la buena onda para responder las preguntas. A la distancia le deseamos éxitos y ojala que su nombre tenga la exclamación fervorosa que se merece.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

impresionante nota q prosa groso simples palabras para describir a un mosssstrooo del periodismo q al igual q estos puberes recien empieza a formarse en una carrera q le deparara grandes exitos...

agustin dijo...

Felicitaciones loco, da gusto entrar acá. Siempre con buena información y hablando de temas que pocos investigan e informan, el tenis no empieza y termina en el top 100 de la ATP. Seguí asi. Éxitos.

Anónimo dijo...

copada entrevista.
Merci