domingo, 10 de junio de 2007

Nadal otra vez rey de París



Rafael Nadal y Roland Garros tienen un affaire digno de mención. Con la misma indiferencia que corren las aguas por los ríos y pasa el viento por el desierto, Nadal limpia a sus rivales en la Philipp Chartier. Nadie sabe lo que es cantar victoria frente al manacorí en París, incluido Roger Federer y su caudal majestuoso de records. Con un marcador global de 6-3, 4-6, 6-3 y 6-4, y tras tres horas y diez minutos de juego Nadal se llevó hoy su tercera corona al hilo y sigue invicto en París.
El suizo intentó y luchó, pero siempre chocó con una barrera infranqueable, un rival al que pareciese que la única manera de ganarle un punto es matándolo. Cultor a ultranza del oportunismo, Nadal apretó el acelerador en los momentos calientes y supo llevar el termómetro del partido según lo necesitaba. La mejora en su saque, su revés cruzado, la derecha, la capacidad para devolver una bola más que el contrario y el altísimo poder de concentración terminan por ofrecer la estampa de un jugador indestructible.
El brasileño Guga Kuerten (ojala podamos verlo nuevamente con ropa deportiva y no de traje), el latinoamericano más ganador en París, campeón en 1997, 2000 y 2001, entregó los premios, siendo ahora Nadal el sexto hombre en ganar tres veces sobre el polvo de ladrillo de Roland Garros. La diferencia es que Nadal lo consiguió en tres temporadas seguidas y es el segundo triplete de la era profesional, que no ocurría desde que el sueco Björn Borg se impuso en cuatro ocasiones, en 1978, 1979, 1980 y 1981. Rafa entra en el olimpo de las tres victorias junto a los Lacoste, Wilander, Lendl o Kuerten, aunque aún están lejos los seis títulos de Bjorg,y se convierte así también en el representante de la 'Armada' española con más 'Copas de los Mosqueteros', por sobre Santana y Bruguera, y a la par de Arantxa Sánchez Vicario, quien logró tres victorias en este torneo, pero no de forma consecutiva.
De esta manera, París continúa siendo un espejismo para los grandes exponentes del tenis de ataque. Sampras, McEnroe, Becker, Edberg y ahora Federer nunca pudieron consagrarse en estas tierras de lenta arcilla. Pero lo de Federer es distinto, pues se desvela soñando con ganar este título, el único de los 4 grandes que no ha podido conseguir aún. Y este parecía ser su año. La proeza en Hamburgo lo ilusionaba, pero el final fue nuevamente el mismo. Su cara del final expresaba su frustración, pero allí, en la premiación, dio una nueva muestra de lo grande que es y aseguró: "Es un torneo en el que cada vez me siento mejor y quiero más". Ya pudo trepar dos veces consecutivas a la final, y ha vencido a todos menos a Nadal. El sueño se mantendrá latente hasta sus últimos días en el tenis ya que el orgullo ganador del helvético no se sacia sin este título, y la historia seguirá siendo su mayor rival.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena nota...

saludos

Martín M.

Anónimo dijo...

Un saludo desde MTF. Muy bueno el blog. Te felicito, espero que sigas adelante.

Pablo

el loco de la motosierra dijo...

el tenis se inventó en el pasto

La magia - MHZ dijo...

Quien dijo que no loquito!? sólo hago alución a una frase de Willy Vilas... es en sentido de humor!
abrazo y gracias por comentar...

Anónimo dijo...

Muy buena pagina y suerte para la legion en cesped